EN SUIZA COMIENZA TODO

Los orígenes de Cherubino Valsangiacomo se remontan a 1831, en Suiza. Ese año, Vittore Valsangiacomo funda una bodega con su nombre en Chiasso, en el cantón suizo de Ticino, junto a la frontera con Italia. Es la primera bodega de la familia. A finales del siglo XIX, su hijo Cherubino Valsangiacomo decide abrir una empresa de exportación de vinos en Valencia y Alicante, atraído por las condiciones logísticas de sus puertos y el excelente fruto de la tierra. Cherubino, como su padre, pone su nombre a las bodegas.

En 1890 el negocio cobra tal envergadura que Cherubino Valsagiacomo tiene diversas instalaciones en Chiva, Requena, Utiel, Monóvar, Yecla y el Grao de Valencia, esta última, sede central de la empresa hasta 1997. Ese año Cherubino hace una importante apuesta por el futuro y la calidad y se traslada a Chiva, cuyas instalaciones estás provistas de los medios adecuados para el tratamiento y almacenamiento de vinos a granel y equipada con una planta de producción de zumo concentrado de uva, incrementa y mejora la capacidad de las instalaciones. En el año 2002 se amplían y modernizan aún más las bodegas creándose una nueva planta y una línea embotelladora, que incorporan las mejores condiciones y las técnicas más modernas para el control de calidad en la elaboración de nuestros vinos. Esta planta está provista de una cava que con capacidad para albergar 2.000 barricas. Actualmente, la quinta generación de la familia Valsangiacomo se encarga de la gestión directa de la bodega dando muestra de un compromiso de futuro y desarrollo a la misma.

LA CALIDAD ANTE TODO

Como empresa agroalimentaria buscamos en todos nuestros productos una garantía de calidad cuyo principal objetivo es la satisfacción de nuestros clientes. Por ello trabajamos en la mejora de la calidad de manera continua auditando anualmente y siguiendo fielmente todos los requerimientos nacionales e internacionales.

El sistema de calidad de Cherubino Valsangiacomo S.A. es
 un punto de su política global de calidad, en palabras de Carlos Valsangiacomo, Director General de la compañía:
“Un continuo esfuerzo con el fin de conseguir la mejora de nuestros resultados y procedimientos de trabajo orientados a la consecución de un producto con los niveles de calidad esperados por nuestros clientes, seguro y conforme con la legislación”.

Cherubino Valsangiacomo S.A. trabaja desde el año 2004 bajo los estándares de calidad de la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria, siendo desde entonces certificada con la Norma de Calidad Retail Consortium (BRC). Esta norma se revisa anualmente por auditores externos que certifican a nuestra bodega y nos ayudan a mejorar día a día en el ámbito de la calidad.

INVERSIÓN E INSTALACIONES

Debido al incremento de la demanda, Cherubino Valsangiacomo inauguró en el 2002 sus nuevas instalaciones en Chiva (Valencia), dotadas con los últimos equipos tecnológicos y los más recientes avances en producción vitivinícola especializada para el vino embotellado, zumo de uva y vino a granel. La planta embotellado de vino dispone de una sala blanca con la presión controlada donde se realiza el llenado y etiquetado de la línea de embotellado. La capacidad de producción de esta línea es de 8.000 botellas a la hora.

Por la variedad de nuestros productos, disponemos asimismo de una línea de producción especial para el llenado de vinos gasificados. Nuestro almacén de producto terminado esta dimensionado para albergar más de un millón de botellas. Esto hace que nuestra capacidad y respuesta a la hora de servir pedidos sea inmediata. También dispone de una cava subterránea que alberga más de 5.000 barricas destinadas al  envejecimiento de nuestros vinos de  crianza y reserva, donde la temperatura y humedad se son continuamente controladas. Junto con esto, reseñar el botellero donde descansan las añadas míticas de la bodega.

La bodega está preparada y automatizada para el tratamiento y almacenamiento de vino a granel, contamos con una capacidad de almacenamiento de más de 20 millones de litros, divididos en depósitos de acero inoxidable perfectamente controlados.  Además de disponer de equipos de frío continuo, filtración, prensado y centrifugación.

La bodega  también esta dotada de una planta de  producción de zumo de uva concentrado con una capacidad productiva de 30.000 litros al día de mosto concentrado de uva. Está también provista de equipos para la filtración de mostos y almacenamiento en frío.

En Cherubino consideramos las inversiones en el proceso productivo como algo fundamental para el desarrollo de nuestros productos, es por esto por lo que año tras año revisamos y mejoramos las instalaciones con el objetivo de lograr la excelencia en el servicio a nuestros clientes y consumidores.